Català | Castellano

Tel: 934 387 742

23/01/2012

¿EXISTE LA CRISIS DE LOS CUARENTA?

crisis de los cuarenta

Pues podríamos decir que sí existe la crisis de los cuarenta, aunque deberíamos tratarlo como una crisis en el sentido de cambio, de paso o tránsito de una etapa a otra de la vida. Sería en este aspecto en el que podríamos hablar de “crisis”.

¿ EN QUÉ CONSISTE LA CRISIS DE LOS CUARENTA ? ¿A QUÉ SE DEBE?

Hay varios factores que configuran la llamada “crisis de los cuarenta”:

En primer lugar ocurre que cuando llegamos a los cuarenta hemos cubierto una primera etapa de la vida, casi la mitad y empiezan a notarse los primeros síntomas de envejecimiento (las canas se hacen evidentes, empieza la calvicie, la vista cansada, problemas de salud y sobretodo las arrugas y los hijos a veces ya en la adolescencia nos hacen sentir el paso de los años).

Por otro lado hay un componente emocional de revisión de la propia vida. Uno se pregunta ¿qué he conseguido? ¿tengo todo lo que quería? ¿cumplí todos mis sueños y deseos? y sobretodo la pregunta clave...¿qué me queda ahora por hacer?. A los cuarenta la mayoría de las personas tienen trabajo más o menos estable, la hipoteca pagada o casi pagada, los hijos ya son mayores aunque no sean independientes pero ya no dan tantos problemas como cuando eran pequeños y ¿qué queda por hacer? Si las respuestas a las preguntas anteriores no son favorables la persona puede sentirse muy mal consigo misma e incluso llegar a desarrollar una depresión y sobretodo, si no hay respuesta en cuanto al ¿qué me queda por hacer? será  duro pues a veces la respuesta es seguir viviendo, esperar que los hijos acaben de crecer, se marchen y poca cosa más... es posible que, una vez conseguidas las metas que uno tenía en la vida haya un estancamiento que dé lugar al aburrimiento o el desencanto depende de cómo cada uno se lo tome pues precisamente porque uno tiene menos cargas económicas y personales la vida podría empezar a disfrutarse a los cuarenta.

También hay otras fuentes de estrés a los cuarenta que son la muerte de los padres y la posible marcha de los hijos del hogar. La marcha de los hijos obliga a la pareja a volver de nuevo a la situación de recién casados pero con unos cuantos años y vivencias de más. Es posible que entonces uno revise a fondo su relación de pareja y se dé cuenta de que no es lo que quería y entonces...

¿ CÓMO AFECTA ESTA “CRISIS” A LAS PERSONAS?

En algunas personas sucede que les entra como una especie de desesperación por hacer cosas antes de ser demasiado viejo. Esto suele darse sobretodo en personas que se casaron jóvenes y no pudieron experimentar otras relaciones de pareja o bien en quienes han hecho el mismo trabajo durante muchos años que sienten la necesidad de probar algo nuevo.

Algunas personas buscan en relaciones extra-matrimoniales, generalmente con personas más jóvenes, la reafirmación de que “aún soy atractivo-a para las mujeres o los hombres” y sentirse de nuevo jóvenes relacionándose estas personas.

Puede que intenten meterse en algún negocio que habían soñado toda la vida y lo habían estado posponiendo o bien que decidan hacer aquel curso de pintura que siempre había deseado hacer.     

El problema de las relaciones extra-matrimoniales para reafirmar el propio atractivo personal es que pueden destruir la relación de pareja cuando lo otro es un “flirteo” debido a una inseguridad que provoca la edad o la llamada “crisis de los 40”.

De todas formas no es cierto que esto les pase más a los hombres, muchas mujeres de esta edad tienen historias con chicos más jóvenes por la misma cuestión.

¿ ES IGUAL PARA EL HOMBRE QUE PARA LA MUJER?

No, como en casi todo hay diferencias en cuanto a la forma de vivirlo si eres hombre que siendo mujer.

En el caso de parejas en las cuales la mujer dejó de trabajar para cuidar a los hijos suele ser ella quien lo pasa peor puesto que los hijos ya son mayores, no la necesitan y siente que se ha quedado “sin empleo”. No sabe qué hacer, le sobran horas y algunas caen en la depresión llamada “depresión del ama de casa” debido al sentimiento de inutilidad puesto que no se siente bien ocupándose de la casa todo el día y volver al trabajo es complicado cuando llevas quince años sin empleo, necesitas reciclarte o bien el empresario no quiere mujeres de esa edad. Algunas mujeres, si no invierten este tiempo sobrante en hacer algo que les guste, deporte, cursillos de algo interesante, reciclarse, etc.. Pueden acabar convirtiéndose en “maniáticas de la limpieza”, alcohólicas para huir de su tristeza o bien en “adictas a la televisión” o compradoras compulsivas.

Sin embargo, en este caso el hombre sigue teniendo su vida en el trabajo, su vida no ha cambiado tanto y lo que puede hacer es volcarse más en el trabajo para no volver al “nido vacío” en que se ha convertido su hogar y donde se encuentra a su esposa triste, quejosa, etc. Con lo cual lo que puede hacer es empeorar la situación de la esposa que se siente además de todo, sola.

La mujer pasa además por la crisis “hormonal” de la menopausia, que si no es bien tratada a nivel médico, suele alterar el estado de ánimo deprimiéndola o bien provocándole irritabilidad de carácter. Por eso recomendamos que cuando aparezca la menopausia lo mejor es ir al médico y hacer tratamiento para estos síntomas. Sucede también que a veces se achaca la depresión de la mujer a la menopausia cuando no siempre es así, suele deberse más a la primera cuestión, a la del sentimiento de inutilidad que a la menopausia en sí. En este caso recomendamos que el tiempo que esta señora dedicaba a sus hijos lo aproveche ahora para dedicárselo a sí misma haciendo todo aquello que antes no podía porque el cuidado de sus hijos y de la casa se lo impedía, como estudiar, hacer deporte, intentar volver al trabajo si lo desea, etc...

¿ CÓMO AFECTA ESTA ETAPA A LA SEXUALIDAD?

Los cuarenta no indican para nada que haya un descenso en la capacidad sexual, de haberlo sería en cuanto a cantidad pero puede haber una mejoría en cuanto a calidad de relación.

Ya hemos hablado de la menopausia que, aunque tiene sus inconvenientes tiene también sus ventajas puesto que las relaciones sexuales se ven favorecidas por el hecho de acabarse el temor a un embarazo no deseado y son en este momento más libres. Además la pareja ya se conoce mucho a nivel sexual y los hijos están más horas fuera de casa con lo cual es un buen momento para la sexualidad de la pareja.

Sin embargo sí que aparece otra cuestión de la que se habla poco, la andropausia que suele aparecer a partir de los 50 años en el varón. Se trata de un proceso de alteraciones físicas y psíquicas semejante al que afecta a las mujeres en la menopausia pero, con la salvedad de que es bastante desconocido. Este síndrome denominado andropausia, modifica el carácter del individuo causa irritabilidad, insomnio e incluso depresión además de aumento de peso y altera su actividad y deseo sexual. Se debe, al descenso en los niveles de testosterona, la hormona masculina y, como en la mujer, el tratamiento consiste en regular los niveles de hormonas sexuales de forma artificial, controlando la alimentación, sobretodo evitando las grasas, haciendo ejercicio y dejando de fumar.

¿ QUÉ PUEDE AYUDARNOS A SOBRELLEVAR LA CRISIS DE LOS CUARENTA?

1. Intentar satisfacer, en la medida de lo posible, los intereses personales pues hasta ahora la atención se ha centrado más en los familiares. Quizá es el momento de hacer aquel cursillo de pintura, intentar volver a la Universidad o bien sacarse el carnet de conducir.

2. Hacer proyectos para el futuro, plantearse qué desea hacer durante la segunda mitad de su vida.

3. Intentar participar en actividades de ocio diferentes para ampliar su grupo de amistades, conocer gente, etc.