Català | Castellano

Tel: 934 387 742

27/01/2012

VERDADES Y MENTIRAS SOBRE EL AMOR

el amor

¿POR QUÉ EL AMOR QUE PARECE TAN FANTÁSTICO AL PRINCIPIO ACABA EN DESAMOR TANTAS VECES?

Pues porque aunque en el Mundo han existido relaciones satisfactorias y maravillosas éstas han sido casi siempre de corta duración. En la literatura romántica y en las películas se nos presentan relaciones ideales, intensas, apasionadas y espontáneas, los amantes vencían todos los obstáculos iníciales y acababan de dos maneras posibles; o bien morían los dos en la cima de su pasión (p.ej; Romeo y Julieta) o bien “vivían felices y comían perdices” frase con la que terminaba el relato para no aburrir al lector con los detalles mundanos de la vida matrimonial como sería quién cocinaría las perdices, quién fregaría los platos sucios de las perdices y quién sería el encargado de quitar la mesa después de comerlas.
 
En la vida real el amor no es cómo en las películas no se cierra el telón después del primer beso sino que los amantes tienen que aprender a convivir, a comprender o tolerar los defectos y manías del otro, a localizar poco a poco sus imperfecciones y aún así seguir amando... pero a veces no es tan fácil en la vida real.
 
Hace poco he acuñado una frase nueva que me encanta y la tengo en promoción en terapia:
 
La pareja ideal es aquella que tiene las cualidades que buscas
y los defectos que puedes soportar
 

¿QUÉ ES ESO TAN FANTÁSTICO QUE LLAMAMOS AMOR?

Deberíamos distinguir entre la fase de enamoramiento, en la que estamos exultantes aún cuando acabamos de conocer al otro y, lo que viene después que si podría tratarse de amor.
 
El estado de enamoramiento es un proceso de júbilo y alegría plena en la persona que está enamorada. De repente siente la maravilla de vivir, lo bonitas que son todas las cosas y todo el Mundo cuando se tiene al ser amado. Es en sí una especie de estado de locura transitorio durante el cual sólo podemos pensar en el otro, en estar con él, en pasar el mayor tiempo en su compañía...
El enamorado cree no poder vivir sin el otro, es aquello de “me muero por ti”, “eres mi vida”, “no puedo vivir sin ti” y otras barbaridades que se curan con el tiempo.
 
El problema de la fase de enamoramiento que es sin duda la más intensa, es que apenas se conoce al otro y se le idealiza a partir de algunas características básicas como por ejemplo que es guapo, que es inteligente, etc y se tiende a pensar que si tiene esas características positivas y agradables también tendrá otras y se despierta el interés dejando a veces de lado señales que indican que esa persona no es lo que fantaseamos que es. Pero eso es lo fantástico y maravilloso del estado del enamoramiento, la fantasía de que hemos encontrado a nuestra media naranja pero...con el tiempo esa fantasía puede convertirse en una pesadilla cuando nos damos cuenta de que esas cualidades que creíamos que el otro poseía sólo estaban en nuestra imaginación.
 

¿QUÉ SERÍA EL VERDADERO AMOR?

El verdadero amor va más allá de la fantasía del enamoramiento que suele durar unos meses y podemos decir que se basa en tres pilares fundamentales: La intimidad, la pasión y el compromiso.
 
La intimidad se refiere a aquellos sentimientos dentro de una relación que promueven el acercamiento, el vínculo y la conexión entre dos personas. Puede explicarse como:
 
• El deseo de bienestar de la persona amada.
• Sentimientos de felicidad cuando se está junto al otro.
• Gran respeto por el ser amado aún reconociendo sus defectos.
• Seguridad de poder contar con el otro en momentos de necesidad.
• Entendimiento mutuo con la persona amada; conocer sus puntos fuertes y débiles, saber un poco “de dónde viene el otro”.
• Entrega de uno mismo al otro.
• Entrega y recepción de apoyo emocional con la persona amada.
• Comunicación íntima con la persona amada, no hay grandes secretos.
• Valorar a la persona amada como muy importante en su vida.
 
El segundo gran componente del AMOR es la pasión y podríamos decir que consiste en:
 
• Desear contacto íntimo y sexual con el otro
• Encontrar atractiva a la persona amada.
• Disfrutar con las caricias y contacto físico con el otro.
• Intentar saberlo todo de nuestro amado.
• No querer compartir al otro con nadie (sin confundir con los celos).
 
En resumen la pasión es el sentimiento de intentar poseer al otro no sólo su cuerpo sino su persona, sus pensamientos, sus sueños...Quizás es irracional pero es lo que nos hace tirar hacia adelante, cuando se sabe todo del otro, se acaban las sorpresas y se va apagando la pasión. De hecho el simple hecho de decir “te quiero” indica posesión es decir “te quiero para mí, quiero que seas sólo mío”. La pasión es lo que diferenciaría una relación amorosa de una relación de amistad. En la relación amorosa es necesario el deseo sexual, una relación de pareja sin relaciones sexuales es un acuerdo de convivencia o amistoso pero no una relación amorosa.
 
Y por último tenemos el tercer componente, el compromiso:
 
El compromiso no tiene que ver exactamente con la fidelidad hacia el otro sino con uno mismo. Tiene que ver con la decisión que uno toma de amar y trabajar duro, si es necesario, para mantener ese amor por largo tiempo. El compromiso es el grado según el cual uno está dispuesto a acoplarse a algo o a alguien y hacerse cargo de la relación hasta el final (como cuando uno se compromete a hacer una carrera, no se rinde a pesar de los suspensos, lo sigue intentando hasta conseguirlo y sólo abandona cuando ve que realmente ha hecho todo lo que estaba a su alcance para conseguirlo).
 
Muchas parejas fracasan precisamente por falta de compromiso. Cuando aparecen los problemas se rinden y abandonan cuando sabemos que los problemas forman parte de la vida, no sólo de las relaciones amorosas....¿Por qué se rinden? Pues seguramente porque se han creído los “mitos sobre el amor” que proceden precisamente de las películas o la literatura romántica y que no tienen nada que ver con la realidad de las relaciones de pareja.
 
Barbara de Angelis, una psicóloga americana que me encanta y es especialista en relaciones de pareja siempre dice:
 
“ El matrimonio no es un sustantivo, es un verbo, no es algo que se tiene
 como una posesión, es algo que se hace”.
 
Así debería ser, amar es una elección que deberíamos hacer cada día al despertarnos con nuestra pareja, elegimos seguir a su lado y amarla y es un compromiso con nosotros mismos día a día. El compromiso va mucho más allá de un anillo o de una firma en un contrato matrimonial, el compromiso se rompe cada vez que uno no cuenta con su pareja en el día a día, se rompe cuando se permite que la rutina deteriore la relación y no lucha por avivar el fuego cuando este se va apagando.
 

¿CUÁLES SON LOS MITOS O MENTIRAS SOBRE EL AMOR?

Igual que con el sexo corren muchas mentiras sobre el amor que vamos a intentar aclarar; por ejemplo:
 
• El verdadero amor puede con todo
• Si el amor es auténtico lo sabré en el momento de conocer a la otra persona.
• En el mundo hay sólo un auténtico amor conveniente para mí.
• La pareja ideal llenará todos los aspectos de mi vida.
• Si experimento una plena satisfacción sexual, debe tratarse de amor
 
¿CUÁLES SON LAS VERDADES SOBRE EL AMOR?
 
• El amor no puede con todo, para que funcione una relación se necesita compatibilidad y compromiso.
• Sólo se necesita un momento para experimentar encaprichamiento, el verdadero amor necesita tiempo. Personas que no nos inspiran en principio nada especial pueden ser, cuando las conocemos bien, parejas ideales para nosotros.
• Es posible experimentar verdadero amor con más de una persona.
• La pareja correcta satisfará muchas de nuestras necesidades pero no todas.
• El buen sexo no significa amor, significa buen sexo.
 
 

¿POR QUÉ NO FUNCIONAN ALGUNAS RELACIONES?

 
Las relaciones no funcionan por una de las dos razones siguientes:
 
1. Estás con la persona adecuada pero os amáis de forma equivocada:
 
• Hay bajo nivel de comunicación en la pareja.
• No saben crear auténtica intimidad.
• No pide lo que desea, espera que el otro adivine lo que quiere y entonces siente rabia y resentimiento.
• Descuida la relación.
 
2. Estás con la persona equivocada:
 
• Tu modo de amar y el de tu pareja son incompatibles.
• Poseen pocos valores y preferencias en común.
• Tu pareja tiene “defectos fatales” que hacen imposible una relación satisfactoria (p.ej: adicciones, inmadurez, afán de control, etc).
 

¿CÓMO PODEMOS APRENDER A AMAR MÁS Y MEJOR?

 
En primer lugar cuidando la relación:
 
• Dialogando cuando haya problemas y no esperar a que se resuelvan solos.
• Hablando sobre las necesidades de cada uno en la relación de pareja.
• Escuchando y apoyándose mutuamente.
• Haciendo la vida del otro más agradable con detalles, cumplidos, atenciones, como lo hacemos durante el noviazgo.
• No dejando la relación para lo último después del trabajo, los niños, el fútbol, etc...
Y si la cosa no funciona siempre se puede buscar Terapia de Pareja, no pasa nada, puede ser hasta divertido. En otros países la consultoría de pareja es muy habitual casi como ir al dentista.
 
Recomendaciones de lecturas sobre el amor y la pareja muy amenas:
 
• ¿Eres mi media naranja? de Bárbara de Angelis para quiénes han tenido muchas parejas y no saben por qué siempre les sale mal la jugada.
 
El camino del encuentro de Jorge Bucay (a los fans de Bucay os encantará y los que no sois fans es buen momento para conocerle).
 
¿Cómo atraer a su pareja ideal? de Linda Georgian (Es un poco místico pero me gustó mucho)
 
Los hombres son de Marte, las mujeres son de Venus de John Gray (un clásico imprescindible que todos deberíamos leer).